radiopradiovsharetoolundohidexoxpxvc1pc2pc3pc4pc5pc6pc7pc8pc9pc0pc1vc2vc3vc4vc5vc6vc7vc8vc9vc0varrowoarrowvbackbackarrowboxpboxvcalculccheckoccheckpccheckvcerclepcerclevcheckocheckpcheckvcloseoclosepclosevquoteemailexpandviewinfolocationovalepovalev paral pinplusopluspplusvprintradioorightangleleftangledownloadspeceyeviewcreditpaymentfacebooktwitterinstagramyoutubecbackarrowoprintoshareowarningeditwrenchpinmaplocalizationchelpcalfullocvalideocclearocdeleteocaddocremoveocinfoodeletetwarningocalemptyocemailocfacebookoctwitterocfacebookpcinstagrampctwitterpcyoutubepgrid3x3twarningppdfthreesixtyarrow-blackarrow-whiteplay-btnfiltersearchextlinksquare
Volver a Blog

Estefanía García: La conversación abierta es el camino que hay que seguir

Ahora nos encontramos en nuestro tercer retrato de la serie “Mujeres en el sector de los deportes motorizados”, en el cual se destaca la determinación, el liderazgo y el compromiso de mujeres excepcionales, que marcan la diferencia en este sector. 

Este mes presentamos a Estefanía García, gerente de planificación de materiales en Querétaro, México. Se unió a BRP justo después de terminar su licenciatura en Ingeniería Industrial en el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez hace nueve años y ha ocupado diferentes puestos en BRP, todos ellos centrados en la cadena de suministro. Con el crecimiento del negocio, se le ofreció la oportunidad de apoyar el desarrollo de la instalación de Querétaro. Con su experiencia en operaciones, este fue el siguiente paso perfecto para ella. 

Para saber un poco más sobre cómo ve el lugar de la mujer en los deportes motorizados, hablamos con Estefanía.


¿Por qué eligió Sea-Doo, una marca de BRP?

Desde comencé con las motos acuáticas, he conducido Sea-Doo. Sea-Doo es la máquina en la que me siento cómoda y estable, es fácil de manejar y es la marca que mi familia siempre ha utilizado. De hecho, mi padre y mi hermano solo condujeron motos Sea-Doo para las carreras.

¿Cómo es ser mujer en el sector de los deportes motorizados?

Siempre he dicho que ser mujer en este sector no es diferente a la realidad de cualquier otra persona. Es simplemente un hecho que hay más hombres que mujeres, pero esto no impide que las mujeres se apropien del deporte y vayan más allá que antes. Ya se puede ver que eso está pasando: en los últimos años, más mujeres han estado viviendo, disfrutando y triunfando en las carreras de PWC. Participar en deportes motorizados es una forma en que las mujeres pueden tener emociones fuertes que las llenen de adrenalina.

Las mujeres no deberían restringirse de probar este deporte. Si bien la parte de la competencia puede ser una motivación, que es más que conducir una PWC, el deporte también consiste en aprender a cuidar de la máquina, saber cómo funciona y mejorar la conducción cada día.


¿Cómo han cambiado las cosas para las mujeres de este sector?

Han cambiado varias cosas desde que empecé a competir en PWC. Cuando inicié, probablemente era la única mujer compitiendo en la categoría superior. Hoy en día, se ven  más mujeres, no solo en Colombia, sino en todo el mundo. Realmente me gustaría que esta evolución continuara, porque no creo que el género sea un factor en este sector.

¿Qué falta por hacer?

Debería haber más apoyo para aquellos que desean crecer en los deportes competitivos de motor. He notado una falta de apoyo por parte de empresas, organizaciones o grupos. Un mayor apoyo ayudaría a promover el deporte y aportaría visibilidad a muchos nuevos talentos.

¿Qué consejo le daría a una mujer a la que le gustaría crecer en el sector?

Mi consejo para las mujeres es hacer lo que les gusta y les motiva. Por lo tanto, si tienen un impulso interno para participar en carreras o competir en deportes motorizados, no tengan miedo de hacerlo con los hombres; las mujeres se esfuerzan en la carrera tanto como ellos.

Debemos creer en nosotras y disfrutar de nuestros talentos únicos. También me gustaría ver más apoyo y asistencia mutua entre las mujeres, porque nos fortalecerá para que todas podamos hacer realidad nuestros sueños. Además, hay que ser siempre disciplinada y perseverante.

¿Cómo ve el futuro?

En el futuro, veo que más mujeres competirán en las PWC. Me imagino un mundo en el que más competencias tienen ligas de mujeres, lo que les permite tener éxito en el sector.

Espero que mi experiencia y mi aporte ayuden a la expansión del sector.

¿Qué hace para apoyar a las mujeres de su sector?

Creo que cuando alcanzo mis sueños, les muestro a otras mujeres que todo es posible. Haber sido la primera mujer en competir en la categoría GP1 es un paso más hacia la creación de una categoría para mujeres. De verdad creo que podemos hacer todo lo que los hombres pueden hacer en las carreras de PWC.

Todos los días, comparto y hablo con mujeres para ayudarlas a hacer realidad sus sueños. Como mujeres, estamos aquí para demostrar que podemos lograr el objetivo que nos propongamos.



“Lograr el objetivo que nos propongamos.”