radiopradiovsharetoolundohidexoxpxvc1pc2pc3pc4pc5pc6pc7pc8pc9pc0pc1vc2vc3vc4vc5vc6vc7vc8vc9vc0varrowoarrowvbackbackarrowboxpboxvcalculccheckoccheckpccheckvcerclepcerclevcheckocheckpcheckvcloseoclosepclosevquoteemailexpandviewinfolocationovalepovalev paral pinplusopluspplusvprintradioorightangleleftangledownloadspeceyeviewcreditpaymentfacebooktwitterinstagramyoutubecbackarrowoprintoshareowarningeditwrenchpinmaplocalizationchelpcalfullocvalideocclearocdeleteocaddocremoveocinfoodeletetwarningocalemptyocemailocfacebookoctwitterocfacebookpcinstagrampctwitterpcyoutubepgrid3x3twarningppdfthreesixtyarrow-blackarrow-whiteplay-btnfiltersearchextlinksquare
Volver a Blog

Émilie St-Laurent: ¡Que vivan los nuevos retos!



Nuestra serie “Mujeres en los deportes motorizados” muestra la determinación, el liderazgo y el compromiso que estas excepcionales mujeres despliegan en nuestro sector. Hoy, en nuestro décimo perfil, presentamos a Émilie St-Laurent, copropietaria de la concesión de BRP, Sports DRC, en Saguenay-Lac-St-Jean, Quebec, Canadá.

Tras completar con éxito sus estudios de marketing de moda en HEC Montreal, y después de fundar y vender su propia empresa de accesorios infantiles, Émilie dirigió su atención a un nuevo reto en el sector de los deportes motorizados. En el año 2016, se convirtió en socia de un concesionario de BRP en su región de origen.

Émilie, una mujer de negocios exitosa y una nueva entusiasta de los deportes motorizados, lleva tres años trabajando en el sector. Aquí, nos habla de su experiencia :
 

¿Por qué eligió el sector de los deportes motorizados? 

Mi padre ha sido copropietario de Sports DRC desde 1995. Cuando el fundador decidió jubilarse en el 2015, tuve la oportunidad de comprar una participación en la empresa junto con socios. Los deportes motorizados son muy populares en la región de Saguenay-Lac-St-Jean, y fue una oportunidad para utilizar mis conocimientos sobre desarrollo empresarial, marketing y tecnologías digitales en un mercado en crecimiento.

¿Cómo es ser mujer en el sector de los deportes motorizados?

Sinceramente, mis conocimientos sobre vehículos recreativos eran bastante básicos, por lo que tuve que trabajar el doble para seguir el ritmo y obtener el respeto de mis clientes y colegas. Nunca he tenido miedo de hacer el ridículo o de hacer preguntas. Tan pronto como me incorporé a la empresa, inmediatamente me interesé por las aventuras de nuestros clientes en los deportes motorizados y creo que así es como me gané su respeto. El entusiasmo de nuestros empleados es contagioso; hoy comparto su pasión y hasta practico deportes motorizados.

¿Cómo han cambiado las cosas para las mujeres desde que accedió a este mercado laboral?

Desde que empecé a trabajar, la igualdad siempre ha sido un tema importante. Creo que tengo suerte porque ahora, las mujeres que tienen éxito se consideran ejemplos y son respetadas. Todas las posibilidades están a nuestro alcance. Hoy en día, se trata de considerar la competencia y el talento. Los equipos de trabajo diversificados han demostrado ser valiosos y el mercado laboral ahora le da la bienvenida a la diversidad con los brazos abiertos.
 

¿Hace algo para ayudar a las mujeres en su campo a tener éxito?

Hace dos años, comenzamos el campamento para chicas. Llevamos a diez mujeres en un paseo en moto de nieve con nuestra embajadora todoterreno de Sports DRC, Vanessa Belley. En esta excursión, hacemos que las mujeres salgan de su zona de confort y probamos diferentes terrenos rurales con motos de nieve. Desarrollan confianza en sí mismas y quedan mejor preparadas para sus próximas salidas. Se ayudan mutuamente y, en cada edición, me pongo muy contenta de ver las sonrisas en los rostros de nuestras participantes, y lo orgullosas y satisfechas que se sienten. Nuestro objetivo final es aumentar el número de conductoras de motos de nieve de Quebec, ¡y va bien!

¿Cuál es su consejo para las mujeres que están en esto?

Sé tú misma y conócete. Para brillar, hay que rodearse de estrellas. Creo que ayudarnos entre nosotras y ser auténticas debe ser nuestro principal valor empresarial, y conocer nuestros propios puntos fuertes y débiles es esencial si se busca elegir a las personas adecuadas para formar parte de nuestro equipo. También quisiera agregar que para que una idea tenga éxito, se necesita una gran cantidad de malas que no deberías tener miedo de expresar y probar.

¿Cómo ve el futuro?

¡El futuro se ve prometedor para nuestras chicas y chicos! Con las diversas acciones de la comunidad empresarial y la llegada de nuevas generaciones al timón, las mentalidades están cambiando para mejor. Creo que una gran parte del trabajo depende de nosotras. Tenemos que hacernos nuestro espacio y al mismo tiempo mantenernos fieles a nuestros valores y nosotras mismas. Nada debe retrasar nuestras ambiciones y objetivos, excepto los límites que nos imponemos.

 

  “Para brillar, hay que rodearse de estrellas”.