radiopradiovsharetoolundohidexoxpxvc1pc2pc3pc4pc5pc6pc7pc8pc9pc0pc1vc2vc3vc4vc5vc6vc7vc8vc9vc0varrowoarrowvbackbackarrowboxpboxvcalculccheckoccheckpccheckvcerclepcerclevcheckocheckpcheckvcloseoclosepclosevquoteemailexpandviewinfolocationovalepovalev paral pinplusopluspplusvprintradioorightangleleftangledownloadspeceyeviewcreditpaymentfacebooktwitterinstagramyoutubecbackarrowoprintoshareowarningeditwrenchpinmaplocalizationchelpcalfullocvalideocclearocdeleteocaddocremoveocinfoodeletetwarningocalemptyocemailocfacebookoctwitterocfacebookpcinstagrampctwitterpcyoutubepgrid3x3twarningppdfthreesixtyarrow-blackarrow-whiteplay-btnfiltersearchextlinksquare
Volver a Blog

Ashley Chaffin: Sobre establecer objetivos y brindar ayuda a los demás, asesoramiento de una pionera del sector



Con el comienzo de la temporada de invierno, es apropiado que terminemos nuestra serie sobre mujeres en deportes motorizados con la presentación de una mujer excepcional que progresa en la nieve, Ashley Chaffin. Ashley, embajadora de Ski-Doo y piloto de moto de nieve altamente calificada, es un ejemplo de determinación, liderazgo y compromiso para el avance del sector.

Nacida y criada en Valdez, Alaska, la capital de la nieve de Estados Unidos, Ashley es la menor de tres hermanas. Cuando Ashley era niña, su padre participaba en la legendaria Iron Dog, “la carrera de motos de nieve más dura y larga del mundo”. Le dieron su primera moto de nieve cuando tenía solo cinco años y desde entonces no ha dejado ese vehículo, ni los trineos.  Ahora, Ashley, una piloto consumada, también imparte cursos para otros conductores y pasa todo el tiempo posible practicando. Formar parte de las familias BRP y Ski-Doo significa que Ashley tiene acceso a los productos más avanzados al tiempo que trabaja con personas que comparten sus intereses.

Nos reuniremos con Ashley y escucharemos su visión acerca de las mujeres en el sector de los deportes motorizados.

¿Cómo es ser mujer en BRP y en el sector de los deportes motorizados?

Ser mujer en el sector de los deportes motorizados significa que debemos demostrar que compartimos la misma pasión y experiencia que los hombres. En mi caso, dado que algunos hombres ven a una mujer físicamente más pequeña y dudan de mis conocimientos, no acuden a mí para recibir asesoramiento sobre la conducción. Tenemos que corregir esta situación demostrando que podemos hacer todo lo que los hombres pueden hacer y lo queremos con la misma intensidad. No se trata de demostrar que uno es mejor, porque en algunos casos puede que no lo sea. Todo se basa en el compromiso y la pasión. 

¿Cómo han cambiado las cosas para las mujeres desde que inició en este sector?

Las cosas han cambiado mucho desde que comencé en el sector. Me considero afortunada de ser una de las pioneras que ayudó a construirlo y que lo vi crecer. Seguir formando parte del sector ha sido gratificante y es increíble ver cuántas mujeres están participando y desarrollando nuestro deporte.

¿Qué queda por hacer?

El sector ya está haciendo planes al respecto. Estoy muy contenta de ver una determinación por mejorar el mercado de las mujeres a largo plazo. Arreglo de caminos, adaptaciones para el piloto, equipamiento, cursos de mujeres, entrenamiento de seguridad para avalanchas: estos consejos y trucos hacen que las mujeres se sientan más cómodas y conduzcan de forma más segura. Todo esto está ayudando a que nuestro sector progrese y creo que nuestro deporte crecerá en cuanto a mujeres en el futuro.

¿Qué consejo tiene para las mujeres que están en esto?

Nunca se sabe de qué se es capaz hasta que se intenta. Jamás te sientas avergonzada de probar cosas nuevas. Siempre establezco dos tipos de objetivos al año: un conjunto incluye objetivos que sé que puedo conseguir y el otro me plantea retos para superar mis límites.  

“Nunca se sabe de qué se es capaz hasta que se intenta.”