radiopradiovsharetoolundohidexoxpxvc1pc2pc3pc4pc5pc6pc7pc8pc9pc0pc1vc2vc3vc4vc5vc6vc7vc8vc9vc0varrowoarrowvbackbackarrowboxpboxvcalculccheckoccheckpccheckvcerclepcerclevcheckocheckpcheckvcloseoclosepclosevquoteemailexpandviewinfolocationovalepovalev paral pinplusopluspplusvprintradioorightangleleftangledownloadspeceyeviewcreditpaymentfacebooktwitterinstagramyoutubecbackarrowoprintoshareowarningeditwrenchpinmaplocalizationchelpcalfullocvalideocclearocdeleteocaddocremoveocinfoodeletetwarningocalemptyocemailocfacebookoctwitterocfacebookpcinstagrampctwitterpcyoutubepgrid3x3twarningppdfthreesixtyarrow-blackarrow-whiteplay-btnfiltersearchextlinksquare
Volver a Blog

Annie Dussault: Aún queda trabajo por hacer para ayudar a que las mujeres se integren



El décimo artículo de la serie “Mujeres en el sector de los deportes motorizados” destaca la determinación, el liderazgo y el compromiso de muchas mujeres excepcionales que marcan la diferencia en este sector.

Hay mujeres en todo tipo de trabajos en los deportes motorizados. La planta de montaje de vehículos es una parte esencial del sector y, durante mucho tiempo, fue dominio de los hombres. Annie Dussault ha sido soldadora de BRP en Valcourt durante 24 años.
 

¿Cómo es ser mujer en los deportes motorizados?

Debo admitir que no fue fácil empezar. No había, todavía no hay, muchas mujeres soldadoras. Como en cualquier profesión, sin importar si eres mujer u hombre, tienes que demostrar tus capacidades antes de sentirte completamente aceptado. Ahora que he demostrado que soy competente en lo que hago, siento que encajo y que mis compañeros, tanto hombres como mujeres, me respetan.

Creo que lo que ayuda a esta aceptación es el aumento de mujeres soldadoras; ahora es mucho más común.
 

¿Qué queda por hacer?

Tenemos que hacer frente al hecho de que la soldadura siempre ha sido realizada principalmente por hombres y, por lo tanto, estructurada para ellos. Con el aumento del número de soldadoras, debemos empezar a pensar en adaptar las estaciones de trabajo, no solo para las mujeres, sino para todas las personas de complexión menuda que no son tan fuertes. En la fabricación, todo es pesado. Además, trabajamos a un ritmo rápido, por lo que realmente ayudaría adaptar la ergonomía y el peso de los equipos para que el trabajo sea más cómodo, pero también para mejorar la eficiencia. Si no lo hacemos, seguimos poniendo a todos los que son más menudos, incluidas las mujeres, en desventaja en esta profesión.
 

¿Qué hace para promover a las mujeres en su campo?

Creo que debemos ayudarnos mutuamente si queremos avanzar. Por lo tanto, contribuyo dando consejos. Trato de dar consejos a otras mujeres según lo que he aprendido y las animo a que señalen los problemas con el equipo. He notado algún cambio, pero como dije, todavía hay mucho que hacer para que las líneas de montaje sean más accesibles para las mujeres. Estoy segura de que lo conseguiremos, tenemos que mantenernos unidas y fortalecernos. Juntas podemos ayudar a mejorar la situación, sea cual sea.
 

"Tenemos que mantenernos unidas y fortalecernos".